Las redes y el conocimiento

Uno de los fenómenos más llamativos de la economía es que la actividad productiva se concentra geográficamente. Este fenómeno se observa muy bien cuando viajamos en el asiento de ventanilla de un avión: tras recorrer largas extensiones de tierra sin habitar, de repente nos encontramos con concentraciones de población y actividad económica.

Alfred Marshall fue uno de los primeros economistas que explicó este fenómeno. Una de las razones que propuso para explicar la aglomeración es que la cercanía permite a las empresas estar al día de los avances que se producen en su campo. Si dos empresas del mismo sector están ubicadas en el mismo lugar es probable que los trabajadores de estas empresas coincidan en una reunión empresarial, en un restaurante o en las actividades extra-escolares de sus hijos; y es probable que en estos encuentros los trabajadores intercambien información sobre lo que está ocurriendo en cada empresa. Por ejemplo, en el mundo de las nuevas tecnologías muchas empresas quieren ubicarse en Silicon Valley para conocer los últimos avances que se producen en su campo. Muchos lectores recordarán de la película “La red social” como Mark Zuckerberg dejó de estudiar en Harvard y se trasladó a Silicon Valley para desarrollar Facebook.

La explicación de Marshall parece razonable, pero, en principio, difícil de probar empíricamente. De hecho, Paul Krugman afirmaba, en su libro sobre Geografía y Comercio, que no era posible identificar los flujos de información, ya que éstos eran invisibles, no dejaban rastro. Sin embargo, en el año 1993, tres economistas, Adam Jaffe, Rebeca Henderson y Manuel Trajtenberg tuvieron una idea muy ingeniosa para seguir el rastro del conocimiento. La idea es sencilla: cuando un inventor registra una patente tiene que indicar sobre qué patentes anteriores se ha apoyado para desarrollar su patente. Es decir, el inventor deja rastro del conocimiento previo que ha utilizado (las anteriores patentes) para desarrollar un nuevo conocimiento (la nueva patente). Con esta información, Jaffe y sus coautores mostraron que los inventores utilizaban mayoritariamente el conocimiento incorporado en patentes que habían sido registradas por inventores que estaban geográficamente cerca. Como predecía Marshall, el conocimiento no viaja bien en el espacio; hay que estar cerca del conocimiento para poder acceder a él.

En la actualidad, con el desarrollo de Internet, es posible acceder en línea a todas las patentes que se han registrado, por ejemplo, en Estados Unidos. Por tanto, parece razonable pensar que el efecto negativo de la distancia se haya reducido, ya que desde cualquier parte del mundo se puede acceder a las ideas que incorporan las nuevas patentes. Sin embargo, los estudios posteriores al realizado por Jaffe y sus coautores han seguido confirmando la importancia de la distancia. La justificación para la persistencia del efecto negativo de la distancia es el que inventor no puede plasmar en un documento (la aplicación de la patente) todo el conocimiento que ha desarrollado. Para tener acceso a ese conocimiento no escrito, tácito, hay que hablar, discutir con el inventor. Este diálogo es especialmente importante cuando una idea está en un estado primigenio, en el que todavía no se han identificado todas las ramificaciones de la nueva idea. Por tanto, si un inventor está cerca geográficamente de otro inventor es más fácil tener acceso al conocimiento tácito y descubrir nuevas aplicaciones.

Sin embargo, en un trabajo reciente, que he realizado conjuntamente con Keith Head y Yao Amber Li, mostramos que, además de la distancia, hay otra variable que tiene una gran importancia en la transmisión del conocimiento: los lazos profesionales, las redes. Por razones de confianza o reciprocidad, las personas con lazos profesionales comparten mucho más conocimiento que las personas que no tienen lazos profesionales. Por ejemplo, es mucho más probable que un jugador de fútbol comparta información sobre entrenadores o tácticas con otro jugador de otro equipo con el que haya coincidido en el pasado, que con otro jugador con el que nunca haya jugado. Los lazos profesionales, las redes, serían una especie de infraestructura a través de las cual se transmite el conocimiento.

Para comprobar la validez empírica de nuestro argumento utilizamos las citas bibliográficas de los artículos de matemáticas. Al igual que las patentes, los artículos de matemáticas tienen que hacer referencia a los trabajos anteriores sobre los que se apoyan para desarrollar nuevos teoremas o conjeturas. Nuestro trabajo muestra que un matemático tiene una mayor probabilidad de citar el trabajo de otro matemático si tienen alguna relación profesional. Esta relación profesional se puede deber a que son coautores, a que han tenido el mismo director de tesis, o que han trabajado anteriormente en la misma universidad.

Nuestro estudio muestra también que las redes profesionales tienden a generarse entre personas que están relativamente cerca. Por ello, cuando controlamos por el efecto de las redes, el efecto negativo de la distancia sobre la transmisión del conocimiento se reduce a la mitad. Además, durante los últimos años, este efecto negativo ha dejado de ser estadísticamente significativo.

Si la distancia tiene un efecto muy negativo sobre la transmisión del conocimiento, parece razonable apostar por la generación del conocimiento a nivel local para que todos los agentes tengan acceso a dicho conocimiento. Sin embargo, si el conocimiento se transmite a través de lazos profesionales o redes, la apuesta debería ser generar y alimentar dichas redes.

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. J Moya
    Sep 29, 2015 @ 10:12:29

    Reblogueó esto en gestión del conocimientoy comentado:
    Las barreras a la transmisión del conocimiento no son solo la distancia, sino también los cluster profesionales. Es lo que entiendo del articulo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visita nuestra web para información sobre actividades

http://www.alde.es
A %d blogueros les gusta esto: