El efecto económico a largo plazo de las misiones jesuitas

Seguro que al leer el título de este post muchos lectores habrán recordado la película La Misión, en la que Jeremy Irons, encarnando a un jesuita, establece una misión en una región habitada por los guaraníes. Me imagino que muchos de los lectores también recordarán a Robert de Niro, que en penitencia por haber matado a su hermano, escala descalzo una montaña arrastrando con él todas sus armas.

Hay una muy extensa literatura sobre las misiones de los jesuitas en la región guaraní, actualmente dividida en tres países (Argentina, Brasil y Paraguay). Sin embargo, no ha habido hasta la fecha ningún estudio que haya analizado cuál ha sido el efecto económico a largo plazo de estas misiones. Gracias al magnífico trabajo de Felipe Valencia Caicedo, de la Universidad Pompeu Fabra, ya tenemos evidencia sobre esta cuestión. El estudio compara el nivel de educativo y la renta de las personas que viven en la actualidad cerca del lugar en que se ubicaban las misiones jesuitas con la educación y la renta de las personas que viven más lejos del lugar en que se ubicaban las misiones. El profesor muestra que el nivel educativo y el ingreso de las personas que viven cerca de donde se ubicaban las misiones son más elevados. Asimismo, a partir de encuestas realizadas entre la población, el profesor concluye que las personas que viven cerca de donde se ubicaban las misiones tienen habilidades no-cognitivas más elevadas y un mayor grado de altruismo.

¿Qué relación puede existir entre unas misiones que se establecieron a partir de 1609, y que fueron disueltas con la expulsión de los jesuitas de Latinoamérica en 1767, y la educación y la renta en la actualidad? La respuesta tiene dos partes. La primera es la importancia que dieron los jesuitas a la educación y al aprendizaje de diferentes oficios en sus misiones. En las misiones se enseñaba a los niños, y a las niñas, a leer y escribir, y a realizar operaciones aritméticas básicas. Asimismo, se enseñaba a los adultos oficios como la albañilería, la carpintería y el bordado. Para contrastar la validez de este argumento el profesor Valencia Caicedo compara las misiones jesuitas con las misiones franciscanas, que ponían un menor acento en la educación. A diferencia de las misiones jesuitas, el estudio no encuentra ninguna relación entre la cercanía a las misiones franciscanas y un mayor nivel educativo y de renta. La segunda parte de la respuesta tiene que ver con el mecanismo que hace que persista el efecto de las misiones jesuitas tras más de 300 años desde su desaparición. El primer mecanismo es mediante el desempeño de oficios, como los señalados anteriormente, que generan una mayor renta que la actividad agrícola. En la medida en que los oficios se transmitan de padres a hijos, se produce un mecanismo para perpetuar el efecto positivo. El segundo mecanismo es la cultura. Si los padres transmiten a sus hijos valores como la importancia de acudir a una biblioteca, o de escribir un diario, se generan mecanismos que perpetúan el efecto positivo de la lectura o la escritura.

Las misiones jesuitas no son el único caso en el que observamos el efecto a largo plazo de un acontecimiento histórico. Por ejemplo, hace un par de años, expliqué en esta entrada el efecto negativo que había tenido la esclavitud sobre la confianza en las regiones africanas y el efecto que esa menor confianza tiene sobre el nivel de renta en la actualidad. Afortunadamente, en esta ocasión el efecto a largo plazo ha sido positivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visita nuestra web para información sobre actividades

http://www.alde.es
A %d blogueros les gusta esto: