La ya olvidada ampliación de la Unión Europea

Los movimientos diarios en el devenir económico europeo hacen difícil recordar que existen procesos de integración abiertos para la adhesión a la Unión Europea. Está previsto que en un par de meses se firme el Tratado de Acceso a la Unión Europea por parte de Croacia, país que se convertiría en estado miembro el 1 de julio de 2013. Para situarnos, la UE distingue desde hace unos años entre candidatos y potenciales candidatos a la entrada. Además de Croacia, entre los primeros se encuentran Turquía, Montenegro, la Antigua República Yugoslava de Macedonia e Islandia. En la antesala, como precandidatos, están Albania, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Kosovo (bajo resolución del Consejo de Seguridad de la ONU). Buena parte de los países que desean integrarse se enfrentan a situaciones particulares heredadas de la desintegración de la antigua Yugoslavia y los conflictos bélicos posteriores. Entre los candidatos, el caso de Croacia era relativamente sencillo. El de Islandia es una rara avis. Como es bien sabido, su solicitud de integración en julio de 2009 fue consecuencia directa de los excesos/desmanes financieros de la última década. Cuando se integre será el primer país que lo haga con un nivel de renta por encima de la media comunitaria desde la ampliación del año 95 a los países nórdicos y Austria. En cualquier caso, será una integración sencilla (recordemos que pertenece al Espacio Económico Europeo y al área Schengen) para un país con poco más de 300 mil habitantes.

Sin duda, el caso de Turquía continuará siendo el nudo gordiano de la ampliación europea. El país cuenta con una población de 71,9 millones de habitantes (en 2009), frente los 500 millones de toda la UE-27. Para hacernos una idea, los otros ocho candidatos+precandidatos juntos suman 23,9 millones de habitantes. Además, la tasa de crecimiento de la población en Turquía ha triplicado en la última década la de la UE. Las diferencias en la pirámide poblacional hacen prever que estas diferencias se mantengan. Sin embargo, las diferencias relativas en nivel de renta per cápita entre Turquía y la UE no son mayores que las que se presentaron en ampliaciones previas. El PIB per cápita (en PPA) en 2009 era un 46% de la media comunitaria (ver cuadro). Eso implica mejor situación relativa que la que tenían Rumania y Bulgaria en el momento de su acceso en 2007. Cabe prever que en algún momento se pueden satisfacer los criterios de Copenhague, Turquía acepte extender a Chipre los acuerdos con la UE (el llamado Protocolo Adicional del Tratado de Ankara) y se pueda poner fin al larguísimo proceso de adhesión turco, digno del Guinness de los Récords.

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. dacopons
    Oct 19, 2011 @ 08:40:54

    En primer lugar, esta lectura me ha parecido muy interesante ya que plantea el dilema de si la entrada de Turquía beneficiará al común de los países europeos de cara a una mejor integración política de los territorios con los que se comercia, o bien puede ser un ” lastre” al tener que soportar el peso de 71’9 millones de habitantes más a los que cohesionar.

    En mi opinión, si lo que se busca como objetivo final de la UE es la integración política y económica de la eurozona (hacia una Europa más federalista) se debería incluir a Turquía como socio entre otras razones la de aportar una posición geopolítica muy buena (Turquía es la España de Asia) así como nuestra península prolonga Europa hacia África, Turquía prolongaría Europa hacia Asia.

    Responder

    • Diego Rodriguez
      Oct 19, 2011 @ 09:25:12

      Hola. Muchas gracias por tus comentarios.
      Estoy de acuerdo en que la entrada de Turquía es el auténtico dilema de la ampliación europea. Como señalas, no lo es por una cuestión comercial. De hecho, existe unión aduanera con Turquía desde 1995 para muchísimos productos. Sin embargo, no cabe duda de que la ampliación se enfrenta a importantes problemas económicos (presupuestarios, política regional, comercio ed productos agrícolas…) y sobre todo políticos y geoestratégicos (política exterior, relación con el mundo árabe y con Israel, posición fronteriza de Turquía, etc).
      Aprovecho para una actualización respecto a mi entrada hace un par de semanas. El Comisario de Ampliación ha visitado Serbia estos días para comunicarles la propuesta de que este país pase a ser considerado como candidato, abandonando así el status de pre-candidato. Ello está aún pendiente de algún paso positivo para la normalización de relaciones serbias con Kosovo, pero cuando esto ocurra, habrá un país más antesala de entrada a la Unión Europea.

      Responder

  2. Carol
    Oct 13, 2011 @ 13:47:30

    Me parece una lectura muy interesante

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visita nuestra web para información sobre actividades

http://www.alde.es
A %d blogueros les gusta esto: