La desaceleración del crecimiento económico (real y potencial) de la economía de China

La desaceleración reciente del crecimiento económico real de la economía de China es una amenaza para la recuperación de la economía mundial, especialmente para los países exportadores de productos básicos. En esta entrada del Blog mostramos cómo esta desaceleración tiene que mucho que ver con la caída del producto potencial desde el inicio de la crisis financiera internacional y describimos que factores pueden estar detrás de este cambio estructural del crecimiento económico.

En el primer gráfico (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se puede observar como la tasa de crecimiento real media anual de China fue del 13% en el periodo 2003-2007, descendió a un 10% en el periodo 2008-2010, y ha vuelto a caer alrededor del 8% en el periodo 2011-2013.

El crecimiento potencial de una economía es una de las variables más relevantes para el análisis macroeconómico y, en particular, para la toma de decisiones de política económica. Cuestiones tan importantes como la posición cíclica de la economía o la valoración de la orientación de las políticas macroeconómicas (especialmente la política fiscal) no pueden ser abordados si no se dispone de una estimación fiable de esta variable. Sin embargo, cabe señalar que el producto potencial no puede observarse directamente, sino que debe deducirse de los datos económicos existentes, utilizando diversos métodos estadísticos y econométricos.

El término “crecimiento tendencial o potencial” se puede definir en macroeconomía de tres maneras alternativas:

(1) “crecimiento tendencial”: una estimación puramente estadística de la tendencia de los datos del PIB real. El PIB real se descompone en los componentes cíclicos y los componentes tendenciales.

(2) “crecimiento potencial”: se trataría de la tasa de crecimiento compatible con la tasa natural de desempleo y una tasa de inflación estable. En este caso, el “crecimiento potencial” se deriva de la relación macroeconómica que relaciona la tasa de inflación y el “output-gap”.

(3) “crecimiento potencial”: se estima la tasa de crecimiento potencial a largo plazo dada la capacidad productiva de la economía: los inputs de la economía (capital físico, trabajo y capital humano) y la tecnología.La estimación del producto potencial de una economía puede realizarse a partir de diferentes metodologías que, fundamentalmente, pueden clasificarse en tres grupos:

i) Metodologías que utilizan procedimientos estadísticos para estimar la tendencia de la producción de la economía descontando los factores cíclicos (“statistical filters”): a) la aplicación de filtros estadísticos puros como el filtro de Hodrick y Prescott, de Baxter-King y de Christiano-Fitzgerald; b) la aplicación de modelos univariantes y bivariantes de “espacios de estado” que utilizan el filtro de Kalman. En este caso, se estima directamente (1).

ii) Metodologías que utilizan multi-filtros y que se apoyan en un modelo macroeconómico (“model-based”). En este caso, se combina la estimación de (1) y (2) y se obtienen valores del “crecimiento tendencial” compatibles con otras variables macroeconómicas, tales como la tasa de inflación y la NAIRU (tasa de desempleo no aceleradora de la inflación).

iii) Metodologías que se basan en utilizar una función de producción para estimar el “crecimiento potencial”, según la definición (3) (“production function”). En concreto, se estima una función de producción Cobb-Douglas que incluye el capital físico, el factor trabajo, el capital humano y un término que mide la productividad total de los factores (FTP o TFP de sus siglas en inglés), es decir, aquella parte del crecimiento del producto que no viene explicado por la evolución del factor trabajo, el capital humano y el capital físico y que, en última instancia, tiene que ver con la eficiencia con la que los inputs son utilizados y con el progreso tecnológico.

En el trabajo reciente del FMI (Anand, Cheng, Rehman y Zhang, 2014) se presentan estimaciones del crecimiento potencial de los algunos países emergentes del Este de Asia, incluida China, para el periodo 1994-2013.  Las estimaciones del “crecimiento potencial” se basan en las tres metodologías descritas anteriormente.

En el siguiente gráfico se observa claramente como el crecimiento potencial de China se ha reducido significativamente desde el inicio de la crisis financiera internacional de 2008. Estos resultados se confirman para los tres métodos de estimación (se incluye en el gráfico también la media de los tres métodos).

En los dos siguientes gráficos se presenta la descomposición del crecimiento potencial de China en sus diferentes componentes: a) factor trabajo; b) capital físico; c) capital humano; y d) productividad total de los factores.

Destacar que la significativa desaceleración del crecimiento potencial de China iniciado en 2008 parece haber sido impulsada en gran parte por la importante desaceleración del crecimiento de la PTF. Los resultados del estudio apuntan que esta desaceleración de la PTF podría estar relacionada con la caída del grado de utilización de la capacidad productiva de la economía china.

¿Qué otros factores podrían estar impulsando la desaceleración del crecimiento económico real y potencial de China?

Por un lado, un estudio reciente (Nabar y N’Diaye, 2013) muestra que el crecimiento de China se ha desacelerado a pesar de los altos niveles de crecimiento de la inversión en capital productivo y del crédito. Esto implicaría la disminución de la tasa de rentabilidad de la inversión y una mala asignación de recursos productivos. El estudio pone en duda el actual modelo de crecimiento “extensivo” (modelo basado en la acumulación de capital) y sugiere que una falta de adaptación de este modelo podría eventualmente dar lugar a nuevos desequilibrios macroeconómicos y financieros y una mayor desaceleración del crecimiento potencial.

Por otro lado, los factores demográficos también pueden estar teniendo una influencia negativa en el crecimiento potencial a largo plazo de China.

Por un lado, la influencia negativa demográfica sobre el crecimiento potencial vendría directamente a través de la caída de la tasa de crecimiento de la población en edad de trabajar (entre 15 y 64 años), tal y como muestran los datos del cuadro y del gráfico siguientes:

Por otro lado, la influencia negativa demográfica sobre el crecimiento potencial vendría indirectamente a través del aumento de la tasa de dependencia (ratio entre la población de 0-14 años y más de 65 años respecto a la población en edad de trabajar) – que podría provocar una caída de la tasa de ahorro -, tal y como se puede observar en las cifras para China del siguiente gráfico:

¿Cómo podría revertirse la tendencia de la desaceleración del crecimiento potencial de China?

Por el lado de la demanda, muchos economistas respaldan el paso de un crecimiento liderado por la inversión a un crecimiento impulsado por el consumo privado. Aún más popular es la recomendación por el lado de la oferta, respecto al cambio de un crecimiento “extensivo” a un crecimiento “intensivo”, es decir, el paso a un modelo basado en la acumulación de capital a un modelo impulsado por mejoras en la eficiencia, medidas por la PTF. En esta línea resulta imprescindible el aumento de la competencia en los mercados, una mejora en la asignación del crédito a las empresas y una reforma del sector servicios, especialmente en las telecomunicaciones y en el sistema de salud.

Finalmente, el FMI ha estimado en un reciente informe (IMF, 2013) la posible incidencia de la desaceleración del crecimiento de China sobre los países exportadores de productos básicos. En el siguiente gráfico se presenta el impacto en los ingresos por exportaciones en los principales países exportadores  de productos básicos (en % del PIB y ajustado por la PPA) de la desaceleración de la economía China en el horizonte 2025.

El país más perjudicado es Mongolia con una caída del 7% de sus ingresos de exportaciones (en % del PIB) por la caída de las importaciones chinas de carbón, mineral de hierro y cobre. Además de los países exportadores de petróleo, tienen efectos “spillovers” negativos de la desaceleración económica de China, países como Australia, Chile, Brasil e Indonesia.

—–

Anand, R., Cheng, K.C., Rehman, S. y Zhang, L. (2014): “Potential Growth in Emerging Asia”, IMF Working Paper WP/14/2, International Monetary Fund, Washington, D.C.

IMF (2013): “Commodity Market Review”, World Economic Outlook, october, International Monetary Fund, Washington, D.C.

Nabar, M. y N’Diaye, P. (2013): “Enhancing China’s Medium-term Growth Prospects: The Path to a High-Income Economy”, IMF Working Paper 13/204, International Monetary Fund, Washington, D.C.

Nuevos derechos anti-dumping de la Unión Europea a la importación de baldosas cerámicas de China

Con una industria bajo un mercado de competencia imperfecta con productos homogéneos, las empresas pueden cobrar precios distintos en diferentes países y lo harán siempre que dicha estrategia de discriminación de precios le resulte rentable. Bajo está estrategia, el dumping consiste en la venta por parte de una empresa extranjera de un producto en el mercado exterior a un precio inferior al que vende en su mercado nacional (o alternativamente, con un precio de venta en el mercado exterior inferior al coste medio de producción).

El dumping es una práctica habitual en el comercio internacional [1] y las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) permiten que un país importador pueda establecer aranceles al producto que la empresa extranjera está exportando en condiciones de dumping. Este derecho arancelario se denomina arancel o derecho anti-dumping y se calcularía como la diferencia entre el precio nacional del exportador y el precio con dumping en el mercado del país importador. Hay que tener en cuenta que el arancel anti-dumping hace aumentar el precio pagado por los consumidores nacionales y genera una pérdida de eficiencia productiva en el país importador.

En la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales de la OMC (1986-1994) se aprobó un Acuerdo relativo a la aplicación del artículo VI (medidas anti-dumping) del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio de 1994[2] Este “Acuerdo Anti-dumping” se centra en la manera en que los gobiernos pueden o no reaccionar ante el dumping y desarrolla los principios fundamentales establecidos en el artículo VI del con miras a su aplicación a la investigación, determinación y aplicación de derechos anti-dumping.

La Comisión Europea ha aprobado recientemente un nuevo reglamento por el que se establecen derechos anti-dumping a la importación de baldosas de cerámica originarias de China[3] El procedimiento sobre el posible dumping se ha desarrollado con datos del período comprendido entre el 1 de abril de 2009 y el 31 de marzo de 2010. El procedimiento se abrió tras una denuncia de la European Ceramic Tile Manufactures’s Federation (Federación Europea de Fabricantes de Baldosas de Cerámica) en nombre de las empresas que representan más del 30% de la producción total de baldosas de cerámica de la Unión Europea.

El reglamento comunitario establece los derechos anti-dumping a las importaciones de este producto fabricado en China por un periodo de 5 años y con dos tipos de aranceles: i) entre el 26,3% y el 36,5% para las cuatro empresas o grupos de empresas chinas que han cooperado con la investigación; ii) el 69,7% para las empresas o grupos de empresas chinas que no cooperaron con la investigación y que suponen más de dos tercios de las exportaciones originarias de China con destino a la Unión Europea.

Del reglamento comunitario se pueden destacar algunas conclusiones relevantes sobre el perjuicio del dumping de las empresas chinas sobre la industria de baldosas cerámicas de la Unión Europea:

  • El aumento de la  cuota de mercado de las importaciones chinas coincide con la reducción de los beneficios de la industria de la Unión Europea y con el aumento del volumen de existencias.
  • La industria de la Unión Europea y los importadores comunitarios de baldosas de cerámicas chinas vendían en gran medida a los mismos clientes, lo que supone que la industria de la Unión Europea competía directamente con las importaciones objeto de dumping para conseguir pedidos.
  • La presión de los precios y no sólo los volúmenes de las importaciones de China fue lo que provocó la reducción de la rentabilidad de la industria de la Unión Europea y el deterioro significativo de otros indicadores.

Los objetivos de los derechos anti-dumping a la importación de baldosas de cerámica originarias de China quedan claros en el texto de este reglamento:

  • Efectos beneficiosos en las condiciones competitivas en el mercado de baldosas de cerámica de la Unión Europea.
  • Impacto limitado en los consumidores e importadores comunitarios de baldosas importadas de China que podrán abastecerse gracias a una gran variedad de proveedores del mercado comunitario y de terceros países.

Finalmente, recordar que en 2010 la industria de baldosas cerámicas de la Unión Europea facturó en 2010 cerca de 9000 millones de euros y empleó de forma directa a 75.000 trabajadores, con más de 500 empresas, de las cuales un 80% son pequeñas y medianas empresas. El sector cerámico español daba empleo directo en 2010 a unos 16.200 trabajadores en empresas que, en su mayoría, son pequeñas y medianas empresas. Se calcula que la industria española genera más de 5.000 empleos indirectos. De la facturación global de la industria cerámico español, el 65% corresponde a exportaciones y el resto de las ventas se destinan al mercado nacional.

———

[1] Lista de casos tratados en la OMC en relación a la aplicación de derechos anti-dumping.

[2] GATT en sus siglas en inglés.

[3] Las medidas se aplican a baldosas de cerámica, esmaltadas o no, para pavimentación o revestimiento; a mosaicos, esmaltados o no; y a artículos similares de cerámica sean o no rectangulares, incluso con soporte.

¿China, ahora también potencia científica mundial?

China se situó en 2009 como segunda potencia económica mundial por volumen de PIB, por detrás de EE.UU. y adelantando a Japón. Además, en el terreno comercial China se colocó a finales de 2009 como primer exportador de mercancías (por delante de Alemania y EE.UU.), segundo importador de mercancías (tras EE.UU.), quinto país por el volumen de las exportaciones de servicios y cuarto por el volumen de las importaciones de servicios. Pero lo más sorprendente (y quizás más importante a largo plazo) es que China se está situando paso a paso como una potencia científica mundial. En está entrada del Blog vamos a presentar tres indicadores que así lo atestiguan.

La National Science Foundation (NFS) es una agencia del gobierno de EE.UU. independiente que impulsa la investigación en todos los campos no médicos de la Ciencia y la Ingeniería. La NSF financia aproximadamente el 20 por ciento de toda la investigación básica impulsada con fondos federales en los institutos de investigación y universidades de los Estados Unidos. La NFS publica anualmente un informe sobre los indicadores de la Ciencia y la Ingeniería en EE.UU. y aporta también cifras comparadas a nivel internacional. El último informe disponible corresponde al año 2010 y lleva por título, Science and Engineering Indicators: 2010.

En el primer gráfico adjunto (hacer clic sobre el mismo para verlo más grande) se representa las cifras que aparecen el el informe del NFS en relación al número nuevo de Doctores (Ph D) en Ciencias e Ingeniería para un grupo de países y para el periodo 2000-2006, últimas cifras disponibles. China aprobó en 2006 un nuevo Plan Nacional de I+D para quince años con el que pretende alcanzar un 2,5% del PIB en gasto de I+D. Los campos prioritarios de los fondos son la energía, los recursos hídricos y la protección del medio ambiente. Pero también uno de los objetivos básicos es la inversión en capital humano. Las cifras del gráfico ponen de manifiesto que el año de la aprobación del Plan ya estaba situada la economía china en un buen punto de partida. En concreto, desde  el año 2002 ya generaba más Doctores que Alemania, Japón y Reino Unido, y cada vez se acerca más rápidamente a las míticas cifras de EE.UU.

En el segundo gráfico se representa otro indicador que da muestras del potencial investigador de China: la evolución del número de investigadores para un grupo de países y para el periodo 1995-2007, según las cifras publicadas por la OCDE. En el año 2007 China ya tenía 1,2 millones personas ocupadas en las actividades de I+D, cifras superiores al conjunto de la Unión Europea (UE-27), y a punto de superar a EE.UU. No sería extraño que el próximo informe de la OCDE muestre que China ya haya superado a EE.UU. en el número total de investigadores a finales de 2008.

Otro factor que puede servir de un buen indicador del imparable avance científico de China son los resultados de la investigación. Y un indicador ampliamente aceptado de la calidad de los resultados de la actividad investigadora es la publicación de los resultados de la misma en artículos en revistas de calidad (y con impacto). Un reciente informe de Elsevier muestra como el número de artículos científicos chinos publicados en su base de satos Scopus ha aumentado continuamente en los últimos años.

En el tercer gráfico se representa la participación (en %) de China, la Unión Europea (UE-27) y los EE.UU. en el total mundial de artículos científicos publicados en las revistas indexadas en la base de datos Scopus para el periodo 1996-2016. Los datos de 1996-2009 son reales mientras los referidos al periodo 2010-2016 son proyecciones.

En el año 2008 China se situó en el segundo lugar detrás de los EE.UU. en número de artículos científicos publicados, con un 11,6% frente al 20% del total mundial, respectivamente. Las proyecciones de los técnicos de Elsevier muestran como en el año 2013 China superará a EE.UU. en el número de artículos científicos publicados en el total mundial. Esta previsión va en paralelo al mayor aumento sostenido del número nuevos Doctores, del número de investigadores y del gasto de I+D en China en relación a los EE.UU.

Y ya se sabe, se empieza liderando el número de doctores, después el de investigadores, a continuación el número de los artículos publicados en revistas científicas de prestigio y, por último, se acaba alcanzando a tus competidores en el número de patentes. Tiempo al tiempo.

“Nam et ipsa scientia potestas est”, Francis Bacon (1561-1626).

La evolución reciente de la base monetaria y de la tasa de inflación en China: ¡El modelo del multiplicador monetario y la teoría cuantitativa del dinero aún no han muerto!

La crisis financiera internacional de 2008 -y la posterior crisis económica en la que todavía nos encontramos- ha generado un conjunto de anomalías monetarias en la economía de los EE.UU. (y en cierta medida de la zona del euro) que han hecho quebrar los cimientos de la economía monetaria “estándar” estudiada en los manuales de Macroeconomía.

Las principales anomalías monetarias son: (1) la aparición de tipos de interés negativos de los bonos de deuda pública indiciados por la inflación; (2) la falta de capacidad predictiva de la pendiente de la curva de rendimientos (o el diferencial de los tipos de interés a largo y a corto plazo de los rendimientos de los Bonos del Tesoro) como indicador adelantado de la evolución del producto real; (3) el funcionamiento cuasi nulo del mercado interbancario; (4) el nivel cercano a cero alcanzado por los tipos de interés nominales de las Letras del Tesoro; (5) y el extraordinario aumento de la base monetaria y de las reservas bancarias y la caída del multiplicador monetario por debajo de la unidad. Más

Visita nuestra web para información sobre actividades

http://www.alde.es
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 229 seguidores