La “Gran Recesión” de 2007-2009 bate récords históricos en el número y en la persistencia de las pérdidas de empleo en EE.UU.

En los dos gráficos adjuntos (hacer clic sobre los mismos para verlos más grandes) se representa las pérdidas relativas de empleo en EE.UU. generadas en los distintos periodos de recesión económica, tal y como han sido definidos por el NBER. Se incluyen los sucesivos periodos de recesión desde la II Guerra Mundial hasta la actual “Gran Recesión” registrada entre diciembre de 2007 y junio de 2009.

En los gráficos se representa la pérdida de empleos en cualquier mes posterior a la recesión (en %) respecto al nivel máximo de empleo alcanzado antes del inicio de la recesión. La diferencia entre los dos gráficos es que en el segundo la variable objeto de estudio está alineada respecto al mes de mayor pérdida de empleo relativa. De esta manera, se puede diferenciar mejor el periodo de aceleración en las pérdidas de empleo respecto al periodo de desaceleración relativa de las pérdidas de empleo.

De la comparación de las cifras entre las 11 recesiones registradas en EE.UU. desde la II Guerra Mundial, se puede concluir que la llamada “Gran Recesión” iniciada en diciembre de 2007 (línea roja) bate todos los récords históricos en el número y en la persistencia de pérdidas de empleo. En concreto, las pérdidas de ocupados han ido creciendo en la economía norteamericana durante los 25 meses posteriores al inicio de la recesión (caída del 6,4%). Esta cifra es sensiblemente peor que la registrada en todas las anteriores recesiones. Además, las pérdidas de empleo respecto al número máximo de puestos de trabajo registrados antes de la recesión está mejorando a un ritmo excesivamente lento (solamente un 1% en otros 13 meses), cifra nuevamente mucha más negativa con las registradas en anteriores recesiones. De este modo, se han acumulado hasta el momento un total de 38 meses de deterioro relativo de las pérdidas de empleo respecto al pico de máximo empleo anterior a la recesión. El récord anterior estaba en 47 meses pero todo apunta a que se va a sobrepasar.

Las comparaciones son odiosas pero inevitables en nuestro caso. Hasta el momento la peores recesiones habían sido la iniciada en noviembre de 1948 (línea azul) en relación a la caída máxima del número de empleos (caída del 5,2%), y la iniciada en marzo de 2001 (línea marrón) en relación a la recuperación del nivel de empleo anterior a la recesión (47 meses).

En resumen, la economía de los EE.UU. se enfrenta en la actualidad ante la peor recesión registrada en su historia reciente en relación a su incidencia negativa en el mercado de trabajo. Dos son las características que lo sustentan: a) la mayor incidencia negativa en la pérdida relativa de empleo; b) la mayor persistencia en la recuperación de los niveles de puestos de trabajo anteriores al inicio de la misma.

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Problemas y desafíos del Siglo XXI… o hipótesis sobre nuestra autodestrucción
  2. Trackback: A tropezones con el trabajo « El Moderador
  3. Vicente Esteve
    abr 18, 2011 @ 10:31:59

    Gracias Fede. Voy a buscar los datos de la tasa de empleo sobre población en edad de trabajar y sacaré los gráficos en otra entrada.

    Responder

  4. Fede
    abr 18, 2011 @ 09:53:57

    Gracias Vicente, son unos gráficos muy ilustrativos.
    Hace un par de meses Luis Garicano publicó en NeG un gráfico análogo para España (http://dl.dropbox.com/u/2021568/perdidas%20de%20empleo.jpg). En él se apreciaba como la crisis actual podría llegar a ser incluso más grave, en términos de empleo, que la de 1976.
    Sin embargo, si en lugar de hacer el gráfico en términos de empleo se hubiera utilizado el valor mínimo de la tasa de paro, la crisis de los setenta todavía no habría concluido pues no hemos vuelto a alcanzar los niveles de esa época.
    La utilización de este tipo de gráficos, muy usados en la valoración de las crisis bursátiles, en el ámbito laboral puede llevar a una incorrecta apreciación de la gravedad de las crisis al no considerar la evolución de la población activa.
    Quizás sería más adecuado representar la tasa de empleo sobre población en edad de trabajar como medida del grado de utilización de la fuerza de trabajo.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Visita nuestra web para información sobre actividades

http://www.alde.es
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 244 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: